viernes, 15 de agosto de 2008

Los maestros que dejan huella

Todos hemos tenido al menos un maestro que nos ha dejado una huella, ojalá fuera para bien siempre pero he conocido historias de gente que ha marcado de manera negativa a alguien que fuera su alumno.


Por fortuna puedo presumir de una maestra, mi maestra Lupita (q.e.p.d) que me dio sexto grado y nos enseñó a todo el grupo a ir un poquito más allá, a pensar y a actuar por nosotros mismos en la medida de nuestro alcance infantil.


También tuvo a otro quien aún no logró catalogar. Mi profesor Carmelo, un hombre que podía hacerme temblar en cuanto entraba y gozaba haciendo sufrir a sus alumnas (éramos sólo muchachas en esa escuela) pero por su misma intransigencia lograba que nos superaramos en nuestro trabajos por el miedo de sacar malas calificaciones, él me enseñó a ser cuidadosa y "limpia" en lo que se hace.


¿Qué hace a un buen o mal maestro? no lo sé, lo que sí es la importancia y la influencia que llegan a tener en los jóvenes a quienes guían e instruyen. Si es del montón hasta podrías olvidar su nombre si te deja huella siempre lo recordaras.

Y en ese tenor, unas películas que tocan el tema de maestros que dejan huella, hay muchas pero estas a parte de ser más que conocidas me gusta el punto rebelde-disidente de los maestros protagonistas.


La Sociedad de los Poetas Muertos






¿Recuerdan la frase "Carpe Diem"? ahí fue la primera vez que la escuché y aún me suena fabulosa tanto el latín como el mensaje.

Esta película me trae muchos recuerdos, a mis dulces 17 reencontré el cine con ella en una "pinta" con las amigas de la escuela y decidimos emular el momento cuando los chicos subieron a las bancas en despedida de su profesor pero ahora en nuestra clase y con el maestro de inglés, ¡hubieran visto la cara de ese hombre! y nosotras destornilladas de risa.

Trailer

Y ¿por qué sólo los chicos pueden tener su película? así que recrearon una historia sospechosamente parecida pero en una universidad femenina y aunque no me tocó tan al fondo hubo un par de escenas que me gustaron mucho.

¿De qué película hablo?

La Sonrisa de Monalisa


Película cuyo mensaja ya no es el Carpe Diem de la anterior, sino encontrarse a sí misma (el reparto es femenino). Me gusto mucho una escena donde una de las alumnas, la más centrada, le informa a su maestra que se acaba de casar justo en el momento en que ella le llevaba la solicitud aceptada de ingreso a Yale para estudiar leyes, la profesora no lo entiende y la chica con toda educación y firmeza le dice que lo que quiere es eso: ser esposa y madre que ha tomado su decisión después de sopesar ambas opciones y que esa ha sido la que ella en realidad quiere.

Ambas son buenas opciones para ver con lo amigos o la familia y platicar un poquito más allá de la cinta y lo que ambas en el transfondo quieren decirnos.

Trailer

2 comentarios:

SUSANA dijo...

ME GUSTÓ TU BLOG ,LO AGREGO PARA VISITARTE CON MAS TIEMPO.
HASTA PRONTO.
SUSANA DESDE LA CUMBRE -CORDOBA-ARGENTINA

Lolita Blahnik dijo...

Que chulo tu blog!!!cuantas cosas compartes!! gracias!!