martes, 4 de marzo de 2008

Las malas noticias

Ayer lunes, antes de salir a trabajar, al prender la televisión me enteré acerca del conflicto en Sudámerica. A estas alturas de la historia de nuestro continente aún encuentro díficil comprender que se trate de enemistar a países hermanos por situaciones políticas. Como internacionalista mi cerebro se pone a analizar los sucesos y las corrientes que orillan a estas situaciones, pero como mujer me entristece que los desacuerdos entre algunos generen conflictos a la mayoría.

Mis compañeros en la facultad, sino se reían al menos si sonreían ante mi idea de una América Latina unida, decían que difícilmente podría darse porque a pesar de lo que nos une, son más grandes las diferencias creadas, yo siempre he opinado lo contrario, AL sólo crecerá en todo renglón cuando se entiendan las diferencias y se aprovechen las semejanzas, pero con noticias como el conflicto entre Ecuador, Colombia y Venezuela, pareciera que se retrocede en lugar de avanzar.

2 comentarios:

Carmen Tye dijo...

Estoy completamente de acuerdo contigo y tambien creo que debemos de agregar que los gobernantes deben de hacerlo por amor a su pais no a mismos y de alli partiriamos hacia un buen futuro!

Desgraciadamente no tenemos buenos en las sillas altas pero si podemos hacer TODO por mejorar nuestras proximas generaciones!

besotes y No cambies nunca tu originalidad!

Beti dijo...

Gracias por el comentario y totalmente de acuerdo con que para mejorar solo podemos hacerlo en nuestro entorno y así la mejora de muchos entornos hace una gran mejora.