viernes, 16 de marzo de 2007

Equinoccio de Primavera

En diveras culturas alrededor del mundo y en especial en mi México querido cada año que pasa más personas celebran el inicio de un nuevo ciclo con el equinoccio de primavera. Debido a las tradiciones prehispánicas por lo regular se recurre a visitar sitios sagrados que ahora son zonas arqueológicas, entre las más visitadas año con año están: Teotihuacan, Huipilco, Xochicalco, Tula en el centro del país, Monte Albán en Oaxaca, El Tajín en Veracruz y Chichen Itza, Uxmal, Palenque en la ruta maya.


Ver estas pirámides para la mayoría de los mexicanos resulta casi de lo más normal ya que hemos crecido con la imagen de una pirámide desde siempre, pero verlas es en verdad impresionante y hasta cierto punto mágico.


Bueno como contaba, desde hace como dos décadas se ha puesto de moda el ir a esas zonas arqueológicas y a otras muchas para "tomar/recargar energía", por lo general las personas van vestidas de blanco y levantan los brazos al cielo, realizan rituales, o se colocan en posición de loto. Resulta curioso ver a tanta gente comportándose de manera poco habitual, con solo mencionar que en año 2005, (por cierto el último en que la entrada al principal punto de "recarga" Teotihuacan fue libre y gratuita tanto a la zona arqueológica como a las pirámides, ya que por los desgastes que ha sufrido la estructura a partir de 2006 se han impuesto reestricciones) se reunieron alrededor de un millón de personas para celebrar el equinoccio.



Por lo que se refiere al sureste mexicano, en la zona arqueológica de Chichen Itza, (por cierto hay que votar por ella para que sea una de las nuevas siete maravillas del mundo y yo ya lo hice) se da un fenómeno muy interesante, al momento de darse el equinoccio, se proyecta la sombra del edificio sobre su escalinata, la cual termina en una cabeza de serpiente emplumada, y da la ilusión óptica de que una serpiente desciende de la pirámide.


O en la zona de Dzibilchaltún en la cual en el momento del equinoccio el sol da en el punto medio exacto de un templo el cual está abierto como si fuera una puerta y el sol es posible verlo en el centro como un recordatorio de la unión entre las matemáticas, la astronomía y la geometría.





Si recordamos que somos energía y si se puede "recargar" la batería una vez al año ¿por qué no hacerlo? así que ¿ustedes van a tomar energía este equinoccio?

1 comentario:

SOLO CROCHET dijo...

gracias por visitar mi blog, yo tambien te inclui en mi lista de paginas que visito, nos mantenemos en contacto