domingo, 21 de diciembre de 2008

En esta semana de Navidad

Continuando con el tema de Navidad, un detalle que me gusta mucho son los Nacimientos, Belenes o Pesebres. Esa representación del nacimiento de Dios es una de mis partes preferidas.




















La tradición nos cuenta que el primer nacimiento fue "organizado" por San Francisco de Asís por ahí del 1223, donde representó esta escena con personajes reales y así fue año con años, de Italia la tradición se traspaso a España y de ahí a sus Colonias en América.


















A su vez, wikipedia nos dice que "los Belenes, Pesebres o Nacimiento navideño consisten en la representación del nacimiento de Jesús, mediante una maqueta de Belén y sus alrededores, en la la que las figuras principales son el establo en donde nació Jesús, la Sagrada Familia, los animales y los pastores, también los 3 reyes magos y una estrella con una estela que también suele colocarse en lo alto del árbol de Navidad. Según la tradición san Francisco de Asís fue su inventor. En México, Guatemala, Colombia, Venezuela, Perú y Chile, la figura del Niño no se coloca hasta la llegada de la Navidad, fecha en que se celebra su nacimiento, y luego de ser «arrullado» es colocado entre José y María."

Los nacimientos varían de tamaño y de figuras: desde los sencillos con José, María, el ángel y el niño Jesús hasta aquellos que cuentan toda una historia con cientos de figuras, luces, ríos y demás.
































_____
Punto a parte.

Les quiero contar una película referentes a esta época.
Noche de Paz, en otras partes se título "Feliz Navidad" y su título original "Joyeux Noel"
Es una historia basada en hechos reales donde la Navidad de 1914, en plena Primera Guerra Mundial, es celebrada por los combatientes de ambos bandos, quienes olvidándose de sus temores, odios y más se dan cuenta que los unen más cosas que aquello que los distancia. Hermosa y conmovedora historia que hace reflexionar.






Y un cuento que me hace llorar cada vez que lo leo:





Una linda niña va vendiendo sus cerillos en el día de Nochebuena, tiene hambre y frío y a pesar que quiere volver a su casa tiene miedo porque no ha vendido nada y seguro la van a golpear por llegar sin dinero. Así en su andar va viendo a la gente y aparadores que hablan de la Navidad. Deliciosos olores golpean su estómago hambriento y el frío que tiene hace que encienda un cerillo tras otro, sólo que con cada llama ve imágenes que la hacen feliz: comida, dulces, juguetes y por último a su abuelita, la única persona amable con ella pero ya fallecida. El día de Navidad aparece la niña muerta de frío pero con una sonrisa en los labios y los cerillos utilizados alrededor de ella.

Les dejo el cortometraje de Disney hecho en 2006 basado en este cuento, por favor pañuelos a la mano.

No hay comentarios.: