martes, 2 de noviembre de 2010

De estilos y faldas

La semana pasada, en la copiadora de la oficina, surgió el siguiente minidiálogo:

Beti: Hola K. , ¡perdón, te confundí con tu jefa.

Judith: No hay problema la confusión no fue mala (cabe mencionar que K es realmente guapa).

Beti: No, no es malo confundir a una chica guapa con otra guapa, solo que la mayoría de las veces se compara un estilo (el de la chica A) con otro estilo (el de la chica B) y es donde la comparación no suele ser buena.

Judith: Tienes razón, los estilos son lo que puede indicar si alguien se ve bien o no, así si alguien copia el estilo de otra generalmente no queda bien.
Beti: O si el estilo que se eligió no es el correcto no nos sentimos a gusto y eso también se nota.

Esta historia viene porque pensándolo mejor, lo que nos hace guapas a parte de los rasgos físicos, la personalidad, el peso y más es el estilo que adoptamos. Hay estilos que son brillantes acordes con la personalidad lo cual genera un buen y agradable equilibrio. Por el contrario, alguien introvertido que de un día para otro se viste con colores rojos cereza y se pinta de rubio al llamar más la atención por su atuendo si su personalidad no se ha preparado para ser el centro de atención no se sentirá comoda y por ende lucirá falsa o incómoda.
Y si en gustos se pintan estilos (frase acomodada mía) las faldas no cantan mal las rancheras (es decir que también en la faldas los estilos también son más que variados).

Falda de moda y como hacerla, por aquí

Otras opciones de falda, entalladas, con vuelo, a la rodilla, bajo de la rodilla, las minifaldas requieren un post especial.

Las de crochet, por acá, no tengo los gráficos pero no se ven muy díficiles de sacar.


Y para tejer, en el blog hay muchas opciones de faldas.

No hay comentarios.: